UNO DE LOS MEJORES VENDEDORES DEL MUNDO

el mejor vendedor del mundo

No sé si es el mejor vendedor, eso sería mucho decir, y tampoco creo que haya uno solo.

Pero posiblemente sea uno de los mejores vendedores del mundo.

¿Y sabes qué?… Que no usa Power Point en sus presentaciones.

No le hace falta pues es capaz de dibujar perfectamente en la mente de sus oyentes lo que quiere transmitir.

Ya que es un experto en vender ideas, intangibles.

Y también usa a menudo el storytelling en sus charlas.

Y hace muchas presentaciones, siempre multitudinarias.

El que puede ser uno de los mejores vendedores del mundo se apoya también en su larga experiencia y sabiduría, junto con una ganada admiración y respeto.

Habla varios idiomas y suele viajar mucho.

Con una gran cantidad de seguidores que le dan su confianza.

Por otro lado, también cuenta con el respaldo de su organización, ya que fué ascendido a CEO de la misma con la mayoría de votos del Consejo de Administración.

Por supuesto, la organización es una multinacional, con una larga y exitosa experiencia, y múltiples negocios que abarcan diversos campos.

Aunque no vende a un precio fijo y confía en recibir el valor justo de lo que ofrece, el grado de fidelidad de su clientela es altísimo.

No obstante, siempre mantiene también un ojo en su competencia, con la que intenta mantener también buena relación.

Este gran vendedor también está al tanto de las últimas tendencias digitales y publica regularmente; por ejemplo, una de sus cuentas de Twitter supera los 18 millones de seguidores.

En su estrategia de marketing prioriza la imagen de marca, la comunicación de valores y la identificación con su público.

Como ya te imaginas, es un líder, ejerce como tal, aunque con humildad, ya que si no, no se ganaría el imprescindible respeto.

Por lo mismo, le gusta estar muy cerca de los demás, y así poder entender sus necesidades y problemas. Es empático.

Con una gran convicción y motivación.

Su misión siempre es primero ayudar, destacando su humanidad antes que el afán de crecimiento empresarial.

Como uno de los mejores vendedores del mundo, también se conoce bien a sí mismo, practicando la instrospección y la mirada interior, para poder enfrentarse exitosamente a sus retos profesionales.

Por lo mismo, gusta de escuchar con sentido crítico y de leer mucho, para mejorar constantemente.

¿Sabes ya de quién hablo?…

No, uno de los mejores vendedores del mundo no es ni Bill Gates, ni Elon Musk ni Jeff Bezos o personajes similares.

Posiblemente no lo hayas adivinado todavía por que aún piensas en productos como artículos tangibles, como bienes físicos con un conjunto de atributos (características, funciones, beneficios y usos) capaces de satisfacer una o varias necesidades.

Pero un producto también puede ser algo intangible, que no se puede percibir por los sentidos previamente, por lo menos no hasta que son utilizados, y en ese sentido puede ser un servicio, o incluso puede ser una idea, un concepto, una filosofía, pero que también son percibidos por los compradores como capaces de satisfacer sus necesidades o deseos, y por tanto susceptibles de intercambio.

Un producto por lo tanto puede ser un bien, un servicio o una idea. Y generalmente, una mezcla de todo ello.

Y las personas compran más por ideas, por emociones, por sentimientos, por el corazón.

En resumen, compran beneficios y soluciones, compran intangibles.

Y compran las ideas que perciben del vendedor, y en el vendedor.

Sí, mira, te lo voy a decir ya.

Posiblemente uno de los mejores vendedores del mundo sea…

… El Papa de Roma.

El actual Papa Francisco. Y también sus antecesores.

Relee todo lo que te he indicado de él desde el principio, ata cabos, y díme si no es uno de los mejores vendedores, sobre todo vendiendo ideas e intangibles.

Sí, las ídeas pueden ser también religiosas, o pueden ser ideas políticas, medioambientales, ideas sociales, médicas, económicas, etc.

Así pues, tú, como vendedor, tienes que analizar si tu producto es sólo un bien tangible, o si incluye elementos intangibles; si es o si incluye un servicio, o si es o si incluye una idea.

Y en cualquier caso, si podría incluirlos como forma de diferenciarte.

Tratar de incluir una idea, un intangible.

Y sobre todo, averiguar qué problemas soluciona esa idea, ese concepto, cómo lo resuelve y qué impacto tiene en tu capacidad de vender el producto.

Puede pasar que con ese ejercicio reposiciones tu producto, aumentes tu mercado, puedas llegar a más compradores potenciales, o que con ello te dé una ventaja diferencial respecto a la competencia.

O incluso la posibilidad de vender a mayor precio, pues tu producto es percibido de distinta manera.

Y nunca olvides que él, el vendedor, la confianza que puede generar, su reputación, su imagen y su carisma, son también parte del producto que vende.

¿Quieres vender más y mejor, aunque no seas ni el Papa ni el mejor vendedor del mundo?

Aquí tienes más ideas: https://consejosdeventas.com/vender-mas-y-mejor/

(Nota: artículo escrito sin afán de ofender a los seguidores y creyentes, sino todo lo contrario, con todo mi respeto y admiración, y como ejemplo a seguir en todo caso 😊)



ENTRADAS ANTERIORES


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.