A LOS PIES DE LOS LOBOS (ESA LLAMADA DIFÍCIL…)

Juan tiene un problema.

Un marrón.

Tiene que hacer esa llamada difícil a un cliente que se ha quejado del servicio.

No es su culpa. Ha sido un fallo de otro departamento, pero él tiene que dar la cara.

Juan se siente echado a los pies de los lobos.

Tiene miedo.

Los aullidos son de bronca monumental…

No sabe si llamar o enviarles un email, así se tranquilizan mientras tanto — piensa él.

Al final no llamó, ni tras el email “tranquilizador”.

El problema se acabó solucionando, y Juan respira aliviado.

Pero ese cliente nunca ha vuelto a comprar…

Juan sigue oyendo los aullidos de los lobos.

No sabe que solo están en su cabeza.

Y todavía no se han comido a nadie.

Los clientes quieren sentirse escuchados, comprendidos y valorados.

Eso no lo puedes hacer si te escondes tras un mail.

No pierdas la oportunidad de convertir a un cliente insatisfecho en uno satisfecho.

E incluso de fidelizarle por tu buena atención y servicio post-venta.

Recuerda que puedes transformar una dificultad en una oportunidad.

Pero para eso primero hay que acallar a los “lobos mentales”… que te paralizan.

No seas como Juan.

Haz esa llamada difícil.

Y deja de oír a los lobos.

(Nota: ¡y que no se me moleste ningún Juan!! es un nombre ficticio y podría haber sido cualquier otro, claro)


ÚLTIMAS PUBLICACIONES:


Libros — Podcasts — Vídeos — Enlaces y Recursos


2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .